Fundada como una pequeña empresa familiar, la Maglificio Gran Sasso es ahora un icono internacional de la moda hecha en Italia. Su historia comienza en 1952 en Sant’Egidio alla Vibrata, una pequeña ciudad cerca de los Abruzos, gracias al espíritu emprendedor de los cuatro hermanos Nello, Eraldo, Alceo y Francesco Di Stefano.

  “La calidad siempre está de moda”

Hecho en Italia: “Prendas de vestir confeccionadas exclusivamente en Italia”

Artesanía:”Técnicas artesanales antiguas combinadas con procesos de producción modernos”

Materiales:”hilos naturales de alta calidad que se utilizan y la destreza de todas las etapas de procesamiento hacen que todos y cada uno de los  puntos de Gran Sasso único e inconfundible “

Guardar